Filtrar productos por:

 


El cuidado del caballo & cuero


El cuidado del caballo comprende un amplio campo e incluye, además del cuidado de los cascos, el pelaje & Co., también p. ej., el cuidado del equipo de equitación. Los productos para el cuidado del cuero se emplean en los productos de cuero de alta calidad, como la silla de montar, la brida, así como también las botas o zapatos. Para prolongar la durabilidad del cuero, mantenerlo suave y protegido, se limpia en primer lugar con jabón para cuero o limpiador de cuero. La grasa para cuero, la cera o el aceite para cuero se aplican después para hacerlo suave e impregnarlo y así protegerlo contra agua y suciedad. Para refrescar el color y para que el cuero viejo vuelva a tener buen aspecto, existe la denominada tinta para cuero. La limpieza del cuero deberá repetirse a intervalos regulares de tiempo.

Tampoco nos deberemos olvidar del cuidado del caballo. Un cuidado adecuado de los cascos puede prevenir las enfermedades y mantener el casco sano y estable. Para este fin, existen diversos tipos de aceite para cascos, ungüento para cascos y grasa para cascos, que se pueden aplicar con ayuda de un pincel sobre el casco limpio. Además, existe un spray especial que protege la ranilla, previene la podredumbre de la ranilla y estimula la formación de casco nuevo. Para mantener frescas o calientes las articulaciones de las patas, por ejemplo, tras un entrenamiento duro o lesiones, se pueden emplear spray de hielo o protectores de caña térmicos o refrescantes.

El cuidado de pelaje, crines y cola se realiza en diferentes etapas. Se puede realizar la limpieza base con un champú especial para caballos, que no perjudica la capa protectora de la piel ni la naturaleza del caballo. El spray para crines y cola se emplea de modo complementario para dejar el pelaje fácil de peinar, desenredarlo y darle brillo.

Entre la categoría principal de productos de cuidado figuran igualmente los productos antiinsectos. Los sprays antiinsectos mantienen alejados a los molestos insectos, como moscas, tábanos y demás parásitos y favorecen así el bienestar del caballo, así como reducen también los eczemas e irritaciones de la piel. El programa de productos comprende sprays, geles o desodorantes, los cuales se aplican directamente en los lugares respectivos del cuerpo del caballo.

¡Y del botiquín de cuadra debería disponer todo propietario de caballos! Con un botiquín de cuadra bien equipado se pueden cuidar, sin problemas y sin veterinario, lesiones de la piel o de las articulaciones, así como toses o problemas respiratorios.

Back to top