Filtrar productos por:

 


Protección para las patas del caballo


Existen diversas posibilidades para proteger las sensibles patas del caballo. Los protectores de tendones se emplean en las patas delanteras y ofrecen con su casco resistente alta protección, entre otras cosas, contra golpes y patadas. Por su parte, los protectores de menudillos se fijan en las patas traseras. Se emplean sobre todo durante el entrenamiento y a campo traviesa. Una ventaja más es su uso sencillo. Los protectores de los tendones se pueden fijar simplemente con un cierre Velcro. Están disponibles en muchos colores llamativos o con elementos complementarios, como p. ej., con Memory Foam o borreguito.

En cambio, las vendas se fijan con algo más de esfuerzo, pues la pata del caballo se debe vendar correctamente. Su uso es recomendable sobre todo en aquellos caballos a los que les gusta lo suave, pues la venda es menos dura que los protectores. Las bases de venda pueden minimizar los riesgos al poner las vendas. Las vendas ofrecen un look chic y se pueden adquirir en los colores actuales de temporada.

Los protectores de cuadra y transporte protegen las patas del caballo en el box, al entrar y salir del remolque y durante el transporte. Las campanas y los protectores de tendones y menudillos protegen el casco del caballo o los tendones y menudillos, resp.

Back to top