Filtrar productos por:

 


Menos insectos con una protección antimoscas eficiente


Los molestos insectos representan en verano para nuestros caballos un verdadero fastidio y pueden complicar la vida de los jinetes y caballos. Por este motivo, todos los productos relacionados con la protección antimoscas son muy útiles, tanto mientras se monta a caballo, como también en el prado. Incluso hay caballos que sufren un eczema de verano debido a los molestos insectos. Para evitarlo existen mantas antieczematosas, que se han concebido especialmente para este fin y que protegen a gran nivel. Las otras mantas con mosquero están confeccionadas de material ligero, para que en verano no molesten. La mayoría está asegurada por correas cruzadas y, en parte, tienen un cuello elástico, o bien la posibilidad de fijar un cuello con mosquero. Las mantas de paseo con mosquero se emplean, p. ej., cuando el jinete entrena el caballo sudado y el olor del sudor atrae fuertemente a las molestas moscas.

Las orejeras con mosquero protegen las sensibles orejas de los caballos y, además, presentan un diseño elegante. Se orientan con frecuencia por el color utilizado también en la mantilla o en las vendas. Las mosqueras antimoscas se fijan a la cabezada o a la brida y protegen sobre todo los ojos del caballo. Aquellos jinetes que buscan un producto completo, encontrará el ideal en una máscara con mosquero. Las máscaras existen en diversos modelos, con y sin orejeras, con o sin protección de la nariz.

El motivo Zebra mantiene a raya, según consta, a los insectos, pues el colorido los irrita y les hace desistir de depositarse sobre el caballo. Por este motivo, siempre se ofrecen productos antimoscas con el motivo Zebra. Así por ejemplo, las mantas con mosquero, las cabezadas, las orejeras con mosquero o las máscaras se adornan con el motivo Zebra para mantener a distancia a los molestos insectos.

Los diversos productos de cuidado también ofrecen una ayuda complementaria. El desodorante para caballos, los spray antimoscas y el gel antiinsectos se aplican en el caballo directamente sobre los lugares afectados y mediante su fórmula se mantienen aljeados a insectos, como moscas, tábanos y Co.

Back to top