Filtrar productos por:

 


Pechopetrales, martingalas y Co.


Las riendas auxiliares facilitan, sobre todo a los principiantes en la equitación, el aprendizaje del asiento correcto en la silla de montar. El jinete puede concentrarse con las riendas auxiliares en la posición que debe adoptar, y el caballo se sigue animando de todos modos sin que deje caer el cuello. Pero las riendas auxiliares no sólo son útiles para los principiantes, también en el entrenamiento de caballos jóvenes es recomendable utilizar riendas auxiliares, o también para trabajar con ramal.

Las riendas auxiliares están disponibles en diversas subcategorías. Las riendas fijas, p. ej, constituyen una conexión directa de la cincha de la silla de montar a la embocadura, y simulan así las riendas. Son relativamente rígidas y, por esta razón, no se deben ajustar demasiado estrechas. La martingala se fija con dos anillas a las riendas y sirve de ayuda sobre todo en todos aquellos casos, en los que el caballo tira o presiona hacia arriba con la cabeza. Se utilizan en la mayoría de los casos con un pechopetral. Las riendas alemanas se fijan a la silla de montar, transcurren por las anillas de la brida y terminan en la mano del jinete. Únicamente jinetes muy experimentados deberán utilizarlas para corregir a un caballo mal adiestrado a la silla de montar.

Back to top